6 maneras en que los variadores de frecuencia de CA mejoran la automatización de la industria y la maquinaria

Cuando se enfrente a la decisión de utilizar un variador de CC o un variador de CA, puede considerar aspectos como los costos, el mantenimiento, las piezas, el mantenimiento y más. Para ayudarlo con el proceso de toma de decisiones, estas son algunas de las principales formas en que un variador de frecuencia puede mejorar la automatización de la maquinaria.

  1. Se pueden utilizar en todas las ubicaciones

Cuando se opera un variador de frecuencia, no hay chispas, lo que lo convierte en una excelente opción para ambientes más corrosivos o húmedos. Por otro lado, un variador de CC produce muchas chispas, lo que puede hacerlo potencialmente peligroso en entornos donde hay agua presente. Es algo a tener en cuenta, especialmente cuando se trata de operar unidades HVAC, por ejemplo.

  1. No tienen un límite de velocidad superior

La falta de un límite de velocidad superior significa que los operadores pueden tener un mayor control sobre el variador de frecuencia y su velocidad resultante. Al cambiar la frecuencia de la fuente de alimentación eléctrica, el operador puede alterar la velocidad del variador de frecuencia, lo que lo convierte en un dispositivo útil en una gran variedad de situaciones y aplicaciones.

  1. Tienen una alta respuesta dinámica

Hablando de cambiar la velocidad, un variador de frecuencia tiene una alta respuesta dinámica, por lo que puede manejar muy bien los cambios bruscos de velocidad. Esto es útil cuando se utilizan máquinas altamente eficientes y se mejoran los resultados y las experiencias de producción. Un variador de CC tardará más en ajustarse a un cambio de velocidad, lo que puede resultar en una reducción de la eficiencia. similar Hornos PQ ayuda a mejorar la eficiencia de los hornos industriales.

  1. Son menos voluminosos y costosos

Una de las mayores ventajas de un variador de frecuencia es que puede ayudar a reducir los gastos de maquinaria. Las partes y componentes involucrados en un variador de frecuencia tienden a ser más pequeños y compactos que los de un variador de CC. hacer que los convertidores de frecuencia de CA sean menos costosos. Además, el espacio que puede ahorrar un convertidor de frecuencia es otra forma en que puede contribuir a reducir los costes.

Un variador de frecuencia de CA no requiere conmutación ni tiene un rectificador, por lo que consume menos energía que un variador de CC. Esta es otra forma en que un variador de frecuencia puede reducir los costos para los operadores y los fabricantes de máquinas.

  1. Requieren menos mantenimiento

En este caso, un variador de CA supera a un variador de CC. Una de las razones es que las escobillas de un variador de frecuencia duran más, por lo que pueden soportar mayores velocidades y largos períodos de trabajo. Con el tiempo, eso se traduce en menos revisiones de mantenimiento y cepillos de reemplazo. Además, el convertidor y el inversor en un variador de frecuencia ayudan con su eficiencia y permiten menos inspecciones de rutina y mantenimiento.

  1. Son más eficientes energéticamente

En comparación con los variadores de CC, y de manera similar a los motores conmutados electrónicamente, los variadores de frecuencia de CA cuentan con una mejor eficiencia energética. Por un lado, no necesitan todo el mantenimiento y los reemplazos que requieren los variadores de CC. Eso les permite seguir trabajando eficazmente durante períodos más prolongados.

También pueden manejar los cambios de velocidad mucho mejor que los variadores de CC, que es otra forma en que usan la energía de manera más eficiente. Finalmente, no es raro que un variador de frecuencia tenga algunos parámetros operativos diferentes que permitan un uso más eficiente de la maquinaria. Este beneficio adicional también puede ayudar a los operadores a hacer un mejor uso de la energía y los recursos.