Cómo contribuye NEMA al rendimiento del edificio

La Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos, o NEMA, es la organización más grande de proveedores de equipos eléctricos en los EE. UU. NEMA publica estándares que establecen requisitos mínimos de rendimiento para productos eléctricos y han logrado reconocimiento y aplicación internacional.

Fundada en 1926, NEMA existe desde hace casi un siglo. La organización cuenta ahora con más de 350 miembros, con más de 7.000 instalaciones y una plantilla total de más de 360.000. Los miembros de NEMA producen más de $ 106 mil millones por año en equipos eléctricos y $ 36 mil millones en exportaciones.

Sería imposible proporcionar una lista de todos los equipos cubiertos por NEMA en este artículo. Sin embargo, los productos cubiertos por sus normas se pueden clasificar en siete categorías amplias:

Cómo contribuye NEMA al rendimiento del edificio

NEMA tiene una biblioteca técnica con más de 700 publicaciones sobre equipos eléctricos, y el 85% de sus recomendaciones se integrarán en el Código Eléctrico Nacional (NEC) 2020.

Política energética de NEMA: una descripción general rápida

Muchas de las normas publicadas por NEMA se refieren a la rendimiento energético de equipos eléctricos. La política energética de la organización se centra en tres aspectos principales:

Eficiencia energética proporciona beneficios a lo largo de toda la cadena de suministro eléctrico. La forma más sencilla de proporcionar generación adicional es reduciendo el consumo en el punto de uso, lo que libera la capacidad existente. NEMA enfatiza el papel de los estándares de equipos y la conciencia del consumidor en la eficiencia energética.

Cuando el propietario de un edificio desea reducir los costos de energía y las emisiones de GEI, a menudo se recomiendan medidas de eficiencia energética como punto de partida. En muchos casos, estas medidas pueden lograr un período de recuperación de menos de un año, al tiempo que brindan beneficios a largo plazo.


Identifique las mejores medidas de eficiencia energética para su propiedad.


Infraestructura de transmisión es necesario para suministrar energía eléctrica a través de largas distancias, que pueden cruzar las fronteras estatales. Una red eléctrica deficiente obstaculiza el crecimiento y ralentiza la inversión. NEMA considera que el procedimiento de actualización actual para la infraestructura de transmisión es demasiado complejo y costoso y, como resultado, la red no puede seguir el ritmo del crecimiento económico. Recomiendan actualizar las regulaciones de acuerdo con las necesidades de la tecnología moderna y simplificar los procedimientos de aprobación.

El concepto de red inteligente mejora los sistemas de energía convencionales con funciones como monitoreo, análisis de datos, controles automáticos y comunicaciones modernas. Las tecnologías de redes inteligentes pueden hacer que los sistemas de energía sean más confiables y eficientes.

Sin embargo, muchos proveedores están desarrollando tecnologías de redes inteligentes y no siempre son compatibles. NEMA considera que la estandarización es necesaria para un despliegue efectivo de las tecnologías de redes inteligentes, ya que deben ser interoperables. Muchas regulaciones existentes que ralentizan la inversión en infraestructura de transmisión también son obstáculos para la red inteligente. La ciberseguridad también es una consideración importante, ya que la cantidad de dispositivos conectados aumentará exponencialmente.

Estándares NEMA para equipos de construcción

Cómo contribuye NEMA al rendimiento del edificio

Algunas de las normas NEMA más relevantes para los propietarios son las que se refieren a la eficiencia del motor y la eficiencia del transformador.

  • Motores de eficiencia premium NEMA se puede utilizar en sistemas de bombeo y ventilación para reducir el consumo de electricidad. Son posibles ahorros aún mayores cuando estos motores se combinan con variadores de frecuencia (VFD) para el control de velocidad.

  • También hay un Programa de Transformadores de Eficiencia Premium NEMA. Los transformadores solo están sujetos a carga completa ocasionalmente, y algunas unidades nunca se usan a plena capacidad. Sin embargo, tienen pérdidas permanentes, que pueden reducirse drásticamente utilizando una unidad de mayor eficiencia.

Los estándares NEMA también regulan la tipos de cerramiento utilizado por equipos eléctricos, y el uso de la carcasa adecuada contribuye a una larga vida útil. Las normas NEMA también regulan los tipos de conectores que utilizan las tomas de corriente, que cambian según el voltaje y el número de fases.

La selección de equipos eléctricos es una parte importante del proceso de diseño. Cuando un dispositivo no es adecuado para la aplicación prevista, las consecuencias pueden variar desde una baja eficiencia energética hasta peligrosas fallas eléctricas. La mejor recomendación es obtener una evaluación profesional de ingenieros eléctricos antes de proceder con la compra de cualquier equipo.