¿Cómo puede un sistema de zonificación HVAC ayudar a su hogar?

En una casa típica, su sistema HVAC está diseñado para calentar o enfriar todo el lugar, con un solo termostato controlando todo. Se supone que debe hacer que toda la casa sea cómoda, pero la mayoría de las veces, ese no es realmente el caso.

En una casa con un termostato que controla el sistema HVAC, el área donde se encuentra ese termostato es bastante cómoda, pero el resto del lugar no lo es. Tenga en cuenta que es el termostato el que detecta la temperatura en la habitación, que luego usa para mantener el sistema en funcionamiento o detenerlo cuando cree que todo es cómodo.

En pocas palabras, el termostato solo conoce la temperatura en el área donde se encuentra realmente. Con un solo termostato, no es raro que el nivel principal de una casa se sienta agradable y cálido en medio del invierno, pero el nivel superior estaría helado.

Lograr una comodidad óptima para toda la casa con un termostato es casi imposible. Pero si implementa un sistema de zonificación HVAC para su hogar, cada lugar de su hogar será tan cómodo como desee.

¿Qué es un sistema de zonificación HVAC?

La zonificación de HVAC es un sistema de control que le brinda una forma de personalizar la calefacción y el aire acondicionado en áreas específicas de su hogar. Todo el sistema gira en torno a la idea de crear distintas zonas de confort dentro de su hogar, y cada zona tiene su propio termostato individual para controlar la temperatura.

¿Cómo funciona la zonificación de HVAC?

Un sistema de zonificación requiere termostatos, un panel de control y amortiguadores para regular el flujo de aire en sus conductos. Cuando un termostato detecta que su área va a necesitar calefacción o enfriamiento, enviará una señal al panel de control, el cual, a su vez, alertará al sistema HVAC, luego abrirá las compuertas para dirigir el flujo de aire hacia la zona que requirió enfriamiento. o calefacción.

Una vez que el termostato determina que su área ya ha alcanzado la temperatura deseada, alertará al panel de control para que cierre las compuertas. El proceso se repetirá cuando alguna de las zonas necesite calefacción o refrigeración.

Los beneficios de un sistema de zonificación HVAC

1. Comodidad para todos

En algunos hogares, el termostato puede ser objeto de una especie de tira y afloja. Algunos suben el termostato, especialmente aquellos que ocupan las áreas de la casa que no tienen mucho que ver con la calefacción o el aire acondicionado. Aquellos que pasan gran parte de su tiempo cerca del área principal de la casa donde se encuentra el termostato solitario, por otro lado, toman el asunto en sus propias manos porque su área estaría demasiado caliente o demasiado fría.

Con un sistema de zonificación HVAC, todos pueden configurar el termostato en sus áreas respectivas a la temperatura que deseen. Eso significa comodidad para todos los miembros del hogar durante todo el día, todos los días.

2. Facturas de energía más bajas

Dividir su hogar en zonas no solo le brinda un mejor control de la temperatura en cada sector. También le permite evitar calentar o enfriar habitaciones que no están en uso. Con una señal del termostato en un área específica, puede detener el flujo de aire en esa habitación y ahorrar en sus costos de calefacción y refrigeración en el proceso.

3. Mayor vida útil para su sistema HVAC

La eficiencia que brinda la zonificación HVAC ayuda a reducir el desgaste de su sistema HVAC actual. Como resultado, se extenderá la vida útil de su sistema HVAC.

4. Aire interior más limpio

Puede pensar que el aire dentro de su casa es más limpio que el aire exterior, pero no siempre es así. Claro, es probable que el aire exterior de su hogar esté contaminado, pero el aire interior tampoco ofrece mucha calidad. El aire dentro de su casa está cargado de polvo, polen, suciedad, moho, caspa de mascotas y otros contaminantes. Y con la ayuda de un sistema HVAC estándar, distribuirlos por toda la casa es aún más fácil.

Eso no sucedería con un sistema de zonificación HVAC, ya que la naturaleza separada de las zonas evita que los contaminantes viajen con demasiada facilidad por su hogar. Al mantener su propagación bajo control, un sistema de zonificación HVAC, en efecto, puede ayudar a reducir la incidencia de reacciones alérgicas, irritación ocular, erupciones cutáneas, asma y otros problemas de salud relacionados con la calidad del aire.

Prueba la zonificación de HVAC y comprueba por ti mismo todo lo bueno que puede hacer por tu hogar.

Sobre el Autor

Rebecca Anderson es la estratega de marketing de contenidos de Aire acondicionado FH, una empresa de reparación y servicio de calefacción y aire acondicionado que ha estado sirviendo al Valle de Phoenix desde 1974. En su tiempo libre, le gusta leer libros y hacer montañismo con su familia y amigos.