Cómo un plan de proyecto simplifica el proceso de construcción

Dado que cada proyecto es diferente, la gestión de la construcción presenta desafíos únicos. A diferencia de la fabricación en línea de montaje, donde el objetivo es producir una gran cantidad de productos idénticos, el proceso de construcción entrega un edificio personalizado de acuerdo con las necesidades de cada cliente. También considere que la mayor parte de la actividad de construcción se realiza al aire libre, donde las condiciones climáticas pueden causar retrasos.

Los proyectos de construcción también requieren una coordinación eficaz entre muchos proveedores y contratistas a corto plazo. No hay tiempo para establecer una cadena de suministro compleja, como las que se encuentran en la fabricación convencional.

Trabajando con ingenieros calificados y arquitectos durante la fase de diseño contribuye en gran medida al éxito del proyecto. Sin embargo, también debe asegurarse de que el proceso de construcción siga los requisitos en los documentos de diseño, al tiempo que cumple con un presupuesto y una fecha límite. Un plan de proyecto es una herramienta muy eficaz para cumplir con estos requisitos.


Simplifique la construcción de edificios con una gestión de proyectos eficaz.


Usar un plan de proyecto de manera efectiva

La gestión de proyectos es un tema muy amplio y sería posible escribir libros completos sobre él. Sin embargo, para adoptar las mejores prácticas en la gestión de proyectos con éxito, necesita un plan de proyecto. Existen muchas soluciones de software que permiten la creación de planes de proyectos y no existe un formato específico. Sin embargo, un plan de proyecto normalmente proporcionará la siguiente información:

  • A Estructura de desglose del trabajo (WBS), que es un desglose detallado del alcance del proyecto.
  • La secuencia de actividades, normalmente representada en un diagrama de Gantt. Las actividades siguen una secuencia lógica; por ejemplo, los electricistas no pueden instalar el cableado antes que el conducto.
  • Un cronograma del proyecto, que se basa en el diagrama de Gantt.
  • Costo del proyecto y cronogramas de recursos, que se basan en los gastos e insumos asignados a cada actividad.

Un plan de proyecto es muy útil porque proporciona una línea de base para comparar el progreso de la construcción. El proyecto real se compara con el plan a intervalos regulares, considerando el tiempo y el costo junto con el alcance del trabajo completado. Según cómo interactúan estas tres métricas, los gerentes de proyecto pueden sacar conclusiones.

Por ejemplo, si los gastos acumulados en una fecha determinada superan los gastos planificados, no es posible sacar conclusiones de inmediato. Considere las siguientes posibilidades:

  • Si el proyecto es antes de lo previsto y los gastos son acordes con el trabajo realizado, la perspectiva es positiva. Los gastos acumulados son más altos simplemente porque el proyecto avanza más rápido.
  • Por otro lado, si el proyecto es a tiempo o retrasado, los gastos adicionales indican desperdicio. Los fondos adicionales que se gastan no se convierten en progreso en este caso.

Un proyecto no se puede monitorear basándose solo en una métrica, ya que esto puede llevar a conclusiones incorrectas. El porcentaje de trabajo completado no proporciona información directa sobre cómo se está utilizando el presupuesto, al igual que los gastos no son un indicador directo de la finalización del trabajo.

Cuando se compara un proyecto con la línea de base a intervalos regulares, los problemas se pueden identificar y solucionar antes de que tengan un impacto importante. Por ejemplo, los sobrecostos y los retrasos se pueden identificar cuando su magnitud aún es pequeña.

Gestión eficaz de los recursos del proyecto

El proceso de construcción de un edificio utiliza muchos recursos. Además de los materiales de construcción, un proyecto necesita herramientas, equipo y mano de obra calificada. También hay un aporte energético importante, ya que muchos tipos de equipos consumen combustible o electricidad.

Una ventaja clave del plan del proyecto es que proporciona una imagen clara de cuándo se requiere cada recurso. Por ejemplo, si un edificio aún se encuentra en la fase de excavación y cimentación, no es necesario contar con electricistas ni técnicos de HVAC en el lugar. Del mismo modo, si un proyecto utiliza materiales sensibles cerca del final del proceso de construcción, no tiene sentido entregarlos en el sitio al comienzo del proyecto.

Cómo un plan de proyecto simplifica el proceso de construcción

Sin embargo, esperar hasta el último momento posible para pedir materiales o equipos tampoco es el mejor enfoque. Tenga en cuenta que muchos productos tienen un plazo de entrega y no se pueden entregar en el sitio de construcción a pedido. Por ejemplo, si un trozo de Equipo HVAC se instala en el 6º mes de un proyecto y su entrega demora un mes, el pedido ya debe estar realizado antes del 5º mes.

El plan del proyecto también es útil para administrar y rastrear la presencia de subcontratistas en el sitio del proyecto. Por ejemplo, si el diagrama de Gantt indica actividades simultáneas que involucran HVAC y plomería, el personal técnico de ambas áreas estará presente en ese momento.

La disponibilidad de recursos también influye en las decisiones de planificación. Por ejemplo, si dos actividades requieren la atención completa de un contratista específico, no se pueden programar simultáneamente.

Conclusión

Para entregar un edificio con éxito, los gerentes de proyecto deben equilibrar el progreso del trabajo, el presupuesto y el tiempo. Con un plan de proyecto confiable, el trabajo completado se puede inspeccionar regularmente para detectar y solucionar problemas.

Los edificios representan una decisión comercial para los desarrolladores y los inversores buscan maximizar el rendimiento de su capital. Los sobrecostos son perjudiciales, ya que se reducen los beneficios por dólar gastado. En el caso de edificios que se están desarrollando para alquiler, un retraso significa que el propietario debe esperar más antes de recibir el pago del alquiler.

Cuando gestión eficaz de proyectos se combina con servicios de diseño profesionales, los desarrolladores pueden esperar un mejor resultado en los proyectos de construcción. La sólida gestión de proyectos mantiene el proceso de construcción a tiempo y dentro del presupuesto, y un buen diseño reduce los costos de propiedad.