Consejos de seguridad para la construcción durante el verano

La actividad en la industria de la construcción es muy alta durante el verano, pero trabajar bajo un calor extremo puede ser peligroso. Deben seguirse las medidas de seguridad en la construcción independientemente de la temporada. Sin embargo, es importante comprender los riesgos del calor y las precauciones necesarias para mantener a todos a salvo durante el verano.

Riesgos de calor en obras de construcción

Los dos riesgos de verano más importantes para los trabajadores de la construcción son la insolación y el agotamiento por calor. Ambas condiciones pueden tener graves consecuencias si no se atienden, y es importante proporcionar material de aprendizaje para todos en el sitio. De esta forma conocerán los síntomas y signos de cada caso y cómo reaccionar.

Golpe de calor

En términos simples, el golpe de calor ocurre cuando el cuerpo se ha sobrecalentado hasta un punto en el que no puede enfriarse por sí solo. Si el golpe de calor no se trata a tiempo, puede provocar daños en el cerebro, los riñones y el corazón, e incluso provocar la muerte en casos graves. Los síntomas principales son confusión, fiebre, náuseas, vómitos, piel enrojecida, frecuencia cardíaca rápida y dolores de cabeza.

Agotamiento por calor

El agotamiento por calor es una versión menos extrema de un golpe de calor. También ocurre cuando el cuerpo se sobrecalienta, pero los síntomas son menos graves. El agotamiento por calor puede convertirse en golpe de calor si no se trata. Los principales síntomas son sudoración intensa, piel de gallina, piel fría, fatiga, alteración del pulso, náuseas, dolor de cabeza y presión arterial baja.


Administre su proyecto de construcción de manera eficiente y evite accidentes laborales.


En 2011, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) diseñó un programa para prevenir riesgos como el golpe de calor y el agotamiento por calor, llamado Campaña de Prevención de Enfermedades por Calor. El propósito es educar a los trabajadores de la construcción y a los empleadores sobre los riesgos de trabajar en condiciones de calor extremo. El objetivo principal de esta campaña es crear conciencia sobre los tres elementos básicos para prevenir las enfermedades causadas por el calor: agua, descanso y sombra.

Recomendaciones de seguridad en la construcción para el verano

Consejos de seguridad para la construcción durante el verano

Habiendo discutido los riesgos de trabajar con calor extremo y los síntomas de las enfermedades causadas por el calor, aquí hay algunas recomendaciones de seguridad para proyectos de construcción durante el verano.

Consejo n. ° 1 Crear conciencia: En primer lugar, es importante que todo el equipo esté al tanto de las amenazas cuando se trabaja en condiciones de calor extremo. Eduque al equipo sobre los peligros de la insolación y el agotamiento por calor, sus síntomas y cómo prevenirlos. Los gerentes de seguridad son responsables de implementar las reglas de seguridad contra el calor y asegurarse de que todos las sigan.

Consejo n. ° 2 Programación inteligente: Un cronograma del proyecto que considere la temperatura y la humedad puede beneficiar tanto al empleador como a los trabajadores. Una forma eficaz de minimizar el trabajo durante las horas más calurosas es programar las actividades más intensas muy temprano en la mañana o al final de la tarde. Otro consejo de planificación es programar la construcción en interiores para los días más calurosos y las tareas al aire libre para los días menos extremos. Si el horario no se puede organizar de manera que se eviten las temperaturas extremas, las siguientes recomendaciones son cruciales.

Consejo # 3 Suministro de agua potable: La mejor manera de mantenerse fresco en las obras de construcción durante el verano es bebiendo mucha agua. La hidratación es clave para prevenir las enfermedades causadas por el calor, ya que un cuerpo bien hidratado sudará normalmente y regulará su temperatura central. Proporcione un suministro de agua bien surtido para todos, asegúrese de que todos los trabajadores estén bebiendo agua durante todo el día, organice descansos para beber cada 15 a 20 minutos y desaconseje las bebidas azucaradas como los refrescos y las bebidas energéticas.

Consejo # 4 Tiempo de descanso: Programe muchos descansos durante los calurosos días de verano. Aunque esto ralentiza el proyecto, protege a los trabajadores de las enfermedades causadas por el calor y sus consecuencias potencialmente mortales. Las condiciones del proyecto mejoran para los trabajadores y es menos probable que los contratistas afronten gastos hospitalarios. Los descansos a intervalos razonables ayudarán a mantener un ritmo constante y un alto rendimiento, al tiempo que protegen a los trabajadores.

Consejo # 5 Proporcione sombra: Los descansos son aún más efectivos si se toman en espacios con sombra, como árboles, carpas y toldos. Las recomendaciones 3, 4 y 5 se pueden lograr simultáneamente, programando descansos en espacios sombreados con suministros de agua. El riesgo de enfermedades por calor se reducirá significativamente y los trabajadores estarán más felices y seguros.

Consejo n. ° 6: equipo de seguridad para el verano: Se debe usar equipo de protección personal en todo momento en los sitios de construcción. Durante el verano, asegúrese de que los trabajadores tengan ropa que los proteja de los peligros del trabajo pero que también los libere del calor. La recomendación es utilizar chalecos de seguridad de malla, protección para la nuca y ropa ligera y transpirable.