Descripción general de los métodos de demolición de hormigón

Las estructuras de concreto pueden requerir mantenimiento, como parches o repavimentación para reparar grietas superficiales o erosión. Sin embargo, cuando la superficie está demasiado dañada, estas reparaciones a corto plazo son una pérdida de tiempo y dinero. En estos casos, la superficie mostrará rápidamente las mismas características del hormigón que se encuentra debajo.

Aquí hay una lista de condiciones en las que se recomienda un reemplazo completo del concreto:

  • Losas de hormigón hundidas: Las losas de concreto pueden hundirse cuando la subrasante no se preparó adecuadamente. Es posible que se haya usado tierra suelta para la subrasante, y esta suciedad puede asentarse debido a la fuga de agua debajo del concreto. Esto hace que la losa de hormigón no tenga soporte y sea susceptible de hundirse. Otra posibilidad es que la subrasante estuviera debidamente compactada, pero la losa de hormigón se sobrecargó, lo que provocó el hundimiento.
  • Daño de Oleaje de Escarcha: En climas fríos, el daño por heladas puede ocurrir fácilmente en losas de concreto. El levantamiento de escarcha es el levantamiento del suelo u otra superficie, debido a la expansión del agua subterránea cuando se congela.
  • Grietas profundas: Algunos elementos de hormigón pueden mostrar grietas profundas y generalizadas en los lugares donde se ha producido el asentamiento. Esto puede ocurrir debido a cargas pesadas como camiones grandes, subrasante inadecuada, erosión o razones similares.
  • Superficies de hormigón severamente dañadas: Hay losas de hormigón que presentan demasiadas picaduras o desconchados en la superficie. Es más económico reemplazar todo el concreto que reparar la superficie.
  • Adiciones de construcción: Cuando una estructura será modificada o reacondicionada, los elementos de concreto que interfieran con el proyecto deben ser removidos.
  • Nueva construcción: Algunas estructuras se demuelen cuando se planea un nuevo edificio con un propósito o diseño arquitectónico completamente diferente.
  • Concreto defectuoso: Si un lote de concreto tiene un problema que afecta la calidad del proyecto, debe quitarlo y verterlo nuevamente.

Los servicios profesionales de administración de la construcción pueden ayudarlo a minimizar el desperdicio.


Métodos de demolición de hormigón

Los principales métodos utilizados para demoler el hormigón se resumen a continuación.

Estallido de presión

El estallido a presión es la mejor opción en situaciones en las que se requiere una remoción de concreto libre de polvo, controlada y relativamente silenciosa. El estallido por presión puede ser mecánico o químico: en ambos casos, se perforan agujeros en el hormigón y se aplican fuerzas laterales.

  • En el estallido mecánico, el hormigón se parte con una máquina de presión hidráulica.
  • En el estallido químico, el hormigón se divide mediante la inserción de una lechada expansiva.
  • Una vez partido, el hormigón se retira a mano o con una grúa.

Martillos hidráulicos y neumáticos

Descripción general de los métodos de demolición de hormigón

Este método se usa típicamente en proyectos de demolición que involucran cimientos, pavimentos y cubiertas de puentes. La complejidad de este método dependerá de la resistencia del hormigón, la cantidad de refuerzo de acero, el tamaño del martillo y las condiciones de trabajo.

Los martillos rompedores montados en la máquina pueden realizar demoliciones en un rango de 100 a 20,000 libras-pie a 300 a 800 golpes por minuto. Estos martillos se pueden controlar de forma remota y utilizan un brazo telescópico para un fácil alcance. Algunos incluso están diseñados para demolición bajo el agua.

Método de bola y grúa

Este es uno de los métodos de demolición más antiguos y comunes, donde una grúa usa una bola de demolición de 13,500 libras para demoler estructuras de concreto. La bola se deja caer o se balancea dentro de la estructura, y solo los operadores altamente calificados deben realizar las demoliciones de bolas y grúas.

El hormigón se puede romper fácilmente con este método, pero es posible que se requiera trabajo adicional para cortar el refuerzo de acero. También considere que este método produce mucho polvo, ruido y vibraciones. El tamaño del edificio que se puede demoler depende del tamaño de la grúa, el área de trabajo disponible y la proximidad de las líneas eléctricas.

Desmantelamiento

Los elementos de hormigón se pueden cortar con sierra, lanza térmica (en presencia de acero de refuerzo) o chorros de agua de alta velocidad. A continuación, las piezas de hormigón se retiran mediante grúa, lo que permite la demolición completa de una estructura con poco ruido y polvo, y con un impacto mínimo en el entorno. Este método es beneficioso cuando se eliminan partes de la construcción, como losas o paredes.

Explosivos

Descripción general de los métodos de demolición de hormigón

Se pueden utilizar explosivos para eliminar grandes volúmenes de hormigón. Se insertan y detonan en una serie de perforaciones predefinidas, lo que hace que la estructura se rompa en pedazos más pequeños. Este método es versátil y flexible, pero la explosión y la vibración resultantes pueden dañar las estructuras circundantes si no se controlan. Entre todos los métodos de demolición, los explosivos normalmente tienen las normas de seguridad más estrictas.

Conclusión

La demolición de hormigón es necesaria en muchas situaciones, como proyectos de renovación importantes o cuando el material está dañado sin posibilidad de reparación. Hay muchos métodos disponibles, cada uno con ventajas y desventajas, y la mejor opción dependerá de las necesidades y el entorno del proyecto.

Se generan grandes cantidades de desechos cuando se demuele el concreto, y existen costos de eliminación e impacto ambiental. Sin embargo, el reciclaje de hormigón es viable en muchos proyectos, ya que reduce el desperdicio y ahorra en materiales nuevos.