Encontrar soluciones permanentes para problemas de plomería

Los servicios de plomería se han centrado tradicionalmente en solucionar problemas específicos, como grifos con fugas y tuberías obstruidas. Sin embargo, se puede proporcionar un mayor valor a los clientes cuando también se abordan las causas subyacentes. Este enfoque también es lucrativo para los fontaneros, lo que lleva a una oferta de servicios más amplia.

Muchos problemas de plomería tienen causas que no son evidentes. Por esta razón, los problemas anteriores simplemente reaparecerán en otras partes de la instalación, a menos que se resuelva la raíz del problema. La mala calidad del agua y la presión excesiva son notorias por causar varios problemas, que pueden parecer no relacionados al principio.


Mejore su sistema de plomería y ahorre en bombeo y calefacción.


Dado que una instalación de plomería se compone de muchos componentes que interactúan, los problemas deben abordarse con un enfoque de sistema completo. Cuando los problemas de plomería se solucionan de forma aislada, sus causas fundamentales pueden pasar desapercibidas durante años y los costos acumulativos de reparación pueden ser significativos.

Efectos de la mala calidad del agua en los sistemas de plomería

Cuando el suministro de agua tiene una alta concentración de partículas, las consecuencias negativas afectan a muchos componentes de plomería. Por ejemplo, los depósitos de calcio pueden acumularse en los accesorios de plomería y tuberías, reduciendo el flujo de agua por debajo de su valor de diseño. Los edificios altos son los más afectados por los sedimentos: en las horas en que el consumo de agua es alto, es posible que los niveles superiores de un edificio solo goteen.

Encontrar soluciones permanentes para problemas de plomería

Los problemas de flujo de agua a menudo se atribuyen a problemas de bombeo o una baja presión de suministro, pero la acumulación de sedimentos también es una causa probable. Sin embargo, la eliminación de los depósitos de sedimentos es solo una solución temporal si no se aborda la mala calidad del agua; los sedimentos simplemente se acumularán nuevamente con el tiempo.

Los sedimentos en las instalaciones de plomería también tienen un efecto perjudicial sobre el rendimiento de los sistemas de calentamiento de agua. Reduce tanto su capacidad calorífica como su vida útil:

  • Los sedimentos pueden acumularse dentro de un calentador de agua, creando una barrera que reduce la transferencia de calor. Esto reduce la eficiencia de calefacción, lo que conduce a mayores gastos de energía.
  • En la mayoría de los casos, los fabricantes de calentadores de agua anulan la garantía del equipo si hay evidencia de baja calidad del agua. La acumulación de sedimentos no solo reduce el rendimiento energético, sino que también puede obligarlo a pagar por un calentador de agua nuevo.

La combinación de tuberías obstruidas y un calentador de agua mal controlado puede ser muy peligrosa para los ocupantes. Un caudal reducido con la misma entrada de calor da como resultado una temperatura del agua más alta, y esto puede causar quemaduras graves en casos extremos. Los propietarios que carecen de sistemas de control efectivos para los calentadores de agua pueden enfrentar consecuencias legales si un inquilino se quema.

Cuando se determina que la mala calidad del agua está causando problemas de plomería en un edificio, un sistema de tratamiento de agua puede ser una solución permanente. Los beneficios incluyen una mayor vida útil para los accesorios de plomería, costos reducidos de calefacción, flujo adecuado y un suministro de agua más saludable para los ocupantes.

Importancia de una presión de suministro de agua adecuada

Encontrar soluciones permanentes para problemas de plomería

Es de conocimiento común que la baja presión reduce la capacidad de suministro de agua de un sistema de plomería. Sin embargo, esto no significa que la presión alta sea algo bueno y, en realidad, tiene muchas consecuencias negativas:

  • Una presión de agua excesiva provoca fugas en las tuberías, ya que los sellos y uniones existentes no están diseñados para ello.
  • La alta presión también aumenta la carga mecánica en la tubería, lo que puede dañar los soportes y las uniones con el tiempo.
  • Los accesorios de plomería sufren una reducción de la vida útil cuando están constantemente sujetos a una presión excesiva. Esto puede afectar incluso a electrodomésticos más grandes y costosos, como lavavajillas y lavadoras.

Los problemas de alta presión se pueden solucionar fácilmente con una válvula reductora de presión, que luego se ajusta según sea necesario. Sin embargo, al igual que con los problemas de calidad del agua, el primer paso es identificar el problema. La mejor recomendación es obtener una evaluación profesional de su sistema de plomería, ya que las causas fundamentales de los problemas comunes pueden variar.

La forma más efectiva de abordar los problemas de plomería es no permitir que sucedan en primer lugar. Un diseño de plomería profesional garantiza que todos los accesorios se especifiquen correctamente, al tiempo que garantiza que el sistema de bombeo y el calentador de agua se adapten a las necesidades del edificio.