Fundamentos de los sistemas de muro cortina

Un muro cortina es un sistema no estructural que cubre el exterior de un edificio, con el propósito de aislar el ambiente interior de las condiciones exteriores. Los muros cortina suelen utilizar un marco de aluminio con un relleno de vidrio, paneles de metal o piedras delgadas.

Gracias a su diseño flexible, los muros cortina se han vuelto populares en la construcción de rascacielos. Este artículo proporciona una descripción general de las principales características de diseño de los muros cortina.


Mejore la eficiencia energética con una envolvente de edificio de alto rendimiento.


Tipo de sistemas de mampara de lluvia

Los muros cortina utilizan tres tipos de sistemas de mamparas de lluvia: sellados, administrados por agua y con ecualización de presión.

Sistemas con ecualización de presión generalmente proporcionan la mayor resistencia al agua y estanqueidad al aire.

  • Las caras interiores del vidrio, la bolsa de acristalamiento y el sello húmedo están diseñados como una barrera hermética.
  • Por otro lado, la cara exterior del vidrio, los materiales de acristalamiento exterior y la superficie del marco exterior crean una pantalla de lluvia para eliminar el agua.

Entre la pantalla de lluvia exterior y la barrera hermética interior, se crea una cámara de compensación de presión en las cavidades de acristalamiento. Esto reduce la penetración de agua al eliminar las diferencias de presión en la pantalla de lluvia.

Sistemas gestionados por agua no tienen barrera de aire y es inevitable que penetre algo de agua. Esta agua se controla mediante el uso de desagües y escurrimientos dentro de la bolsa de acristalamiento.

Sistemas de sellado facial dependen de sellos continuos y completos entre las unidades de vidrio y los marcos, estos sistemas no se utilizan comúnmente porque la confiabilidad a largo plazo de los sellos es cuestionable.

Soporte estructural

Fundamentos de los sistemas de muro cortina

Un muro cortina está diseñado para transferir cualquier carga a la estructura del piso debajo, oa cualquier estructura intermedia. Las cargas en los muros cortina consisten principalmente en cargas de viento positivas y negativas, y también puede haber cargas de nieve, sísmicas o de mantenimiento.

Los muros cortina experimentan leves movimientos causados ​​por cambios de temperatura y cargas de viento. Por lo tanto, todas las conexiones que anclan la pared deben estar diseñadas para soportar el movimiento, mientras resisten y transfieren cargas.

Rendimiento térmico

Un muro cortina es parte de la envolvente del edificio, lo que afecta la eficiencia energética. El rendimiento térmico general de un muro cortina depende del marco, el relleno de acristalamiento, el área de construcción y los detalles del perímetro. La conductancia del marco del muro cortina depende del material, la geometría y la fabricación del marco. Por ejemplo, el aluminio tiene una conductividad térmica muy alta. A menudo se incorporan roturas térmicas de materiales de baja conductividad para mejorar el rendimiento térmico.

Control de humedad

El agua puede infiltrarse en el sistema de la pared exterior bajo la acción de cinco fuerzas diferentes: gravedad, diferencias de presión, tensión superficial, energía cinética y acción capilar. Para controlar la infiltración de agua, todas estas fuerzas deben tenerse en cuenta en el diseño.

La resistencia al agua depende del detalle del acristalamiento, la construcción del marco, los detalles de drenaje, los burletes, las juntas del marco, los selladores interiores y los tapajuntas perimetrales. Para que un muro cortina logre un nivel adecuado de resistencia al agua, debe tener un drenaje adecuado para el bolsillo de acristalamiento y una estructura de marco hermética.

Diseño visual

Fundamentos de los sistemas de muro cortina

Los muros cortina se destacan en grupos de edificios, gracias a su aspecto acristalado único. Entre las características visuales clave de un muro cortina se encuentran las líneas de visión, definidas como el perfil visual de los montantes horizontales y verticales. El aspecto final también depende del ancho y la profundidad del marco del muro cortina, y la profundidad del marco en particular depende de los requisitos de carga lateral.

Acústica

El rendimiento acústico de los muros cortina está determinado por su acristalamiento y juntas internas. Existen varios métodos para mejorar el rendimiento acústico: usar rellenos que atenúen el sonido, hacer que el sistema sea lo más hermético posible, incorporar vidrio de varios espesores o usar capas reductoras de ruido como el polivinil butiral.

Sartenes traseras

Las bandejas traseras son láminas de metal instaladas detrás de las áreas opacas de un muro cortina, generalmente hechas de aluminio o acero galvanizado. Estos elementos proporcionan una segunda línea de defensa contra la infiltración de agua, en zonas del muro cortina que no son visibles desde el interior.

Caracteristicas de seguridad

Los sellos de humo entre la losa del piso y la parte posterior del muro cortina son cruciales para la protección contra incendios. Dividen las paredes en secciones, lo que ralentiza el movimiento del fuego, el humo y los gases de combustión entre los pisos.

Las fugas incontroladas de aire y agua pueden provocar problemas de calidad del aire. Cuando el agua se acumula directamente o por condensación, puede provocar el crecimiento de moho. Muchos materiales de construcción están dañados por el moho y sus esporas pueden causar irritación y reacciones alérgicas.

Durabilidad

Fundamentos de los sistemas de muro cortina

Como cualquier otro elemento de construcción, los muros cortina pueden deteriorarse con el tiempo, especialmente cuando carecen de un mantenimiento adecuado.

El acristalamiento de los muros cortina puede sufrir una obstrucción visual debido a la condensación o la suciedad, y las películas opacificantes pueden dañarse con el tiempo por el desgaste y la condensación. El acristalamiento también puede perder sus propiedades aislantes sin un mantenimiento adecuado, aumentando el consumo de energía en el edificio. Las juntas y selladores en un muro cortina también pueden fallar debido a los movimientos del muro, la exposición prolongada a la humedad y la radiación ultravioleta.

Mantenimiento

Los muros cortina y los selladores perimetrales requieren un mantenimiento planificado para maximizar su ciclo de vida. Cuando los selladores de perímetro se instalan y reparan correctamente, pueden durar de 10 a 15 años. Los marcos de aluminio están protegidos con revestimientos especiales, que brindan resistencia a la degradación ambiental. Sin embargo, estos recubrimientos deben limpiarse adecuadamente a intervalos regulares.

Sustentabilidad

Las siguientes son algunas de las mejores prácticas para hacer que los sistemas de muros cortina sean más sostenibles:

  • Maximizando su vida útil para reducir el desperdicio de material. Esto se puede lograr con un diseño e instalación profesionales, combinados con un mantenimiento adecuado.
  • Diseño de muros cortina con rotura de puente térmico y valores R elevados, para mejorar la eficiencia energética en los edificios. Los revestimientos de vidrio de baja emisividad pueden reducir en gran medida la ganancia de calor en verano y la pérdida de calor en invierno.
  • En caso de demolición, recicle materiales como marcos de aluminio y acero.

Dado que un muro cortina es parte de la envolvente del edificio, afecta la eficiencia energética durante todo su ciclo de vida. Un muro cortina bien diseñado puede ahorrar mucha energía a largo plazo, al mejorar la iluminación natural y reducir las cargas de HVAC.