La importancia de mantener los conductos de aire en buenas condiciones de funcionamiento

Los conductos de aire a menudo están ocultos a la vista en edificios residenciales y comerciales, y los problemas de rendimiento pueden pasar desapercibidos. Las deficiencias en los sistemas de conductos de aire reducen la eficacia de los equipos de calefacción y refrigeración, al tiempo que aumentan los gastos de energía. Los problemas con los conductos de aire también tienen un efecto negativo en la calidad del aire interior.

El rendimiento de HVAC se puede mejorar mediante el uso de equipos de calefacción y refrigeración de alta eficiencia, complementados con controles automáticos para aumentar el ahorro de energía. Sin embargo, la calefacción y la refrigeración solo se pueden suministrar de forma eficaz si el sistema de conductos de aire de un edificio está en buenas condiciones.

Algunos problemas comunes que afectan los conductos de aire son un aislamiento deficiente, ruido, vibración, acumulación de polvo, moho y fugas de aire. Sin embargo, se recomienda encarecidamente una inspección de ingenieros profesionales antes de realizar cualquier trabajo en sus conductos de aire: si no se manejan adecuadamente, los problemas existentes pueden empeorar en lugar de solucionarse.


Mejore el rendimiento de sus conductos de aire y ahorre energía.


Cómo se filtra el aire en los conductos de energía residual

La calefacción y el aire acondicionado de espacios consumen mucha energía y los conductos de aire conectan el equipo HVAC con los espacios interiores. Como consecuencia, todo el aire que se escapa después de ser calentado o enfriado representa un desperdicio de energía. También se aplica lo contrario: el aire no acondicionado puede filtrarse en los conductos, trabajando contra los equipos de calefacción y refrigeración, al tiempo que introduce contaminantes. Un sistema HVAC solo puede funcionar de manera óptima si los conductos de aire están sellados de los espacios no acondicionados.

Incluso si los conductos de aire están sellados correctamente, también es importante un aislamiento adecuado. Un conducto de aire mal aislado también desperdicia capacidad de calefacción y refrigeración, incluso si se minimizan las fugas de aire. Una estrategia eficaz es colocar conductos de aire dentro de espacios acondicionados, ya que esto minimiza la diferencia de temperatura a través de las paredes del conducto. Sin embargo, los conductos visibles tienen un efecto negativo en la apariencia de algunos espacios interiores y este enfoque no siempre es viable.

Aislamiento y sellado de aire proporcionan un impulso significativo al rendimiento energético de los conductos de aire. La estanqueidad al aire también mejora la calidad del aire interior, ya que el aire no acondicionado de los espacios estrechos ya no puede filtrarse al sistema de conductos. Sin embargo, existen problemas adicionales que pueden afectar el rendimiento de HVAC y la calidad del aire si no se atienden.

Mantener los conductos de aire limpios de polvo y moho

Dado que los conductos de aire conectan múltiples espacios interiores, pueden esparcir los contaminantes acumulados en sus paredes interiores. También hay casos en los que el sistema de conductos está limpio, pero el controlador de aire respectivo no lo está.

La importancia de mantener los conductos de aire en buenas condiciones de funcionamiento

El moho es conocido por su capacidad para ocultarse a la vista y puede afectar las superficies interiores de los conductos de aire. Dado que el moho requiere humedad para crecer, los problemas de moho dentro de un edificio indican que la humedad del aire no se está eliminando correctamente. Sin embargo, no asuma que ninguna sustancia oscura en las paredes interiores de los conductos de aire es moho: obtenga una inspección profesional y pruebas de laboratorio adecuadas.

Los conductos de aire de chapa se pueden limpiar si están afectados por el moho. Sin embargo, los conductos de aire de fibra de vidrio y el aislamiento son porosos, y cualquier sección afectada por el moho debe reemplazarse por completo. Aunque el moho muere cuando se reduce la humedad del aire, no se puede eliminar de manera eficaz de los materiales porosos. Además, las esporas muertas y las partículas de moho también pueden causar irritación y reacciones alérgicas.

Importancia de un diseño de ventilación adecuado

El rendimiento de los conductos de aire también está influenciado por los controladores de aire conectados a ellos. Incluso si tiene conductos aislados, herméticos y limpios, puede tener problemas de ruido y vibración debido a manipuladores de aire de gran tamaño o con un soporte deficiente.

Después de asegurarse de que sus manipuladores de aire tengan la capacidad y los equipos adecuados, el rendimiento se puede mejorar aún más agregando las siguientes medidas:

  • Ventilación controlada por demanda (DCV), que consiste en ajustar el flujo de aire según la ocupación. Se logran ahorros de energía significativos, ya que los ventiladores solo funcionan a plena potencia cuando es necesario.
  • Ventilación con recuperación de energía (ERV), que consiste en intercambiar calor entre el suministro de aire y la salida de aire del sistema de ventilación. Esto puede lograr ahorros tanto en refrigeración como en calefacción.

Estándares de diseño para conductos de aire

La autoridad de la industria para el diseño de conductos de aire en los EE. UU. Es la Asociación Nacional de Contratistas de Chapa Metálica y Aire Acondicionado, o SMACNA. Han publicado estándares para conductos de aire metálicos y de fibra de vidrio:

  • Estándares de construcción de conductos HVAC SMACNA / ANSI-2005: metal y flexible
  • Normas de construcción de conductos de fibra de vidrio SMACNA-03

Cuando se trata de los requisitos de los conductos de aire, los códigos de construcción locales normalmente integran estos estándares nacionales. La mejor recomendación para garantizar el cumplimiento del código es trabajar con una empresa de ingeniería MEP calificada.