Lo que se debe y no se debe hacer para mantener su sistema de HVAC

Si desea que el aire acondicionado y la calefacción de su hogar funcionen correctamente, el mantenimiento estacional es esencial. Sin embargo, es fundamental obtener el mantenimiento adecuado de la empresa adecuada. En este artículo, revisaremos algunos de los pros y los contras del mantenimiento de HVAC.

Hacer: Contrata a un profesional

Nunca intente abrir y mantener su aire acondicionado, bomba de calor o calefactor por su cuenta. En primer lugar, una gran mayoría de propietarios no tiene las herramientas o la capacitación necesaria para trabajar correctamente con un sistema HVAC. Es mucho más probable que dañe algo o se lastime a sí mismo que preparar el sistema para la próxima temporada. En segundo lugar, el trabajo de bricolaje en su sistema HVAC probablemente anulará la garantía del fabricante, lo cual es una mala noticia si un componente crítico como el compresor falla prematuramente.

En su lugar, haga que un técnico profesional de HVAC inspeccione y ajuste el sistema. No solo tienen la experiencia y las herramientas necesarias para mantener el sistema, sino que su trabajo suele estar respaldado por seguros y garantías de empresas.

No: Omitir el mantenimiento anual

Parece que cada año se vuelve más y más ajetreado. Para muchos propietarios, los reajustes estacionales no son precisamente lo más importante. Es muy fácil postergar la programación de una puesta a punto y luego olvidarse de ella por completo. Sin daño, sin falta, ¿verdad? No exactamente. Saltarse el mantenimiento esencial de su sistema de refrigeración o calefacción puede tener un impacto profundamente negativo en su eficacia, eficiencia e incluso en su vida útil.

Una puesta a punto profesional hace más que prevenir averías. Esta minuciosa inspección, limpieza y revitalización del sistema puede ayudar a que el sistema funcione de manera más eficiente, reduciendo el desgaste que experimenta mientras funciona. Esto significa que el sistema funciona mejor y experimenta menos problemas y desgaste a medida que envejece. Incluso omitir un año de mantenimiento puede generar problemas importantes en el futuro. Después de todo, no se saltaría el cambio de aceite de su automóvil; tampoco haga el equivalente a su horno.


Obtenga un diseño de HVAC profesional.


Hacer: Mejora la eficiencia de tu hogar

Si bien usted no debería ser el que juegue dentro de su sistema HVAC, hay muchos proyectos domésticos que puede completar y que mejorarán el rendimiento y la eficiencia de sus unidades de refrigeración y calefacción. Por ejemplo, hacer que su hogar sea más eficiente en energía puede reducir el desgaste de su sistema y ahorrarle dinero en sus facturas de servicios públicos. Estas actualizaciones pueden abarcar desde proyectos grandes, como reemplazar ventanas de un solo panel por ventanas de doble panel, hasta pequeñas tareas de bricolaje, como agregar burletes alrededor de puertas y ventanas con corrientes de aire.

De hecho, una de las mejoras energéticas domésticas más efectivas que puede realizar es instalar aislamiento adicional en el ático. El aislamiento ayuda a detener la pérdida de aire calentado y enfriado a través del ático y el techo de su casa. Al mantener más aire en el interior, sus sistemas de refrigeración y calefacción tienen que funcionar menos. Es una actualización que puede ahorrarle dinero todos los meses del año.

No: Posponga las reparaciones recomendadas

Uno de los beneficios de tener un profesional de HVAC que inspeccione y ajuste su sistema es que puede detectar reparaciones inminentes que, si no se tratan, eventualmente conducirán a una falla del sistema. Si bien es posible que se sienta decepcionado al escuchar que su sistema de enfriamiento o calefacción necesita funcionar, no posponga ni ignore esta información. Un técnico de HVAC de buena reputación no solo sabe de lo que están hablando, sino que también ha visto suficientes acondicionadores de aire, hornos y bombas de calor para detectar posibles problemas.

Si no está seguro de cuán urgente es la reparación, pregúntele al técnico mientras están en su casa. Le darán un cronograma de cuándo debe abordarse el problema.

Hacer: Investigue a los contratistas antes de contratar uno

No todos los ajustes son iguales, así que no busque el más barato de la ciudad y termine el día. En su lugar, considere la calidad de la empresa, las certificaciones de sus técnicos y el tipo de revisiones que tienen. Cuando llame, pregunte qué incluye su puesta a punto: mientras más detalles sobre lo que se inspecciona y prueba, mejor. Cuando el técnico llegue a su casa para la cita, recuerde que esta es su oportunidad de hacer preguntas y obtener información sobre el estado de los sistemas HVAC de su hogar. Tome nota de cuán comunicativo es el técnico, ya que esto puede influir en si desea o no que esta empresa regrese para su próxima puesta a punto estacional.

En resumen, el contratista adecuado y la puesta a punto adecuada pueden marcar una gran diferencia para su sistema de refrigeración y calefacción. Tómese el tiempo para investigar y pedir recomendaciones a sus vecinos antes de llamar a las empresas.

Artículo escrito por Victoria Sanders, directora de comunicaciones y escritora senior de Reimer Home Services, una empresa profesional de reparación de viviendas y HVAC que presta servicios en el oeste de Nueva York. Victoria ha trabajado en la industria de reparación de viviendas durante casi 15 años y disfruta compartiendo sus conocimientos sobre reparaciones de viviendas con propietarios y profesionales de bienes raíces.