Prácticas de preparación para huracanes para sitios de construcción

Durante la temporada de huracanes, que va del 1 de junio al 30 de noviembre, es necesario implementar planes de contingencia para las obras. Tener un plan de contingencia para tormentas no solo mejora la seguridad del proyecto y su personal, sino también de la comunidad circundante.

Este artículo proporciona una descripción general de algunas prácticas y pautas para preparar mejor los sitios de construcción para las tormentas tropicales.


Gestione su proyecto de construcción con
eficiencia y seguridad.


Desarrollar un plan de seguridad y preparación para huracanes

Los contratistas del proyecto deben instruir a sus equipos sobre los planes de seguridad y preparación para huracanes antes de que comience la temporada de huracanes. Este plan explica el cronograma y los pasos que debe seguir el contratista para proteger el sitio del proyecto en caso de tormenta. Todo el equipo del proyecto y el propietario deben conocer el plan y revisarlo a fondo, discutiendo todos los posibles peligros y peligros para garantizar la implementación adecuada y la seguridad del proyecto.

Cada miembro del proyecto debe ser consciente de la importancia de la seguridad ante huracanes y estar capacitado para seguir los procedimientos de seguridad y evitar accidentes. Cuando llega una tormenta, es imperativo adherirse al plan de seguridad y debe evitarse cualquier actividad que ponga en riesgo al personal del proyecto.

Documentar los riesgos del sitio de construcción

Determine todos los peligros e impactos potenciales de una tormenta en el sitio de construcción y documente los hallazgos. Esta lista debe completarse con la colaboración entre el contratista y otras partes involucradas, para asegurar que se identifiquen todos los posibles riesgos. Comparta esta lista con el propietario del proyecto, las partes interesadas y los miembros del equipo para aumentar la conciencia.

Asegúrese de que el registro de riesgos incluya el impacto en los costos de la posible pérdida de material durante una tormenta. Al desarrollar esta documentación, es más fácil prepararse para costos adicionales del proyecto, cambios en el cronograma y posibles reclamos de seguros.

Prácticas de preparación para huracanes para sitios de construcción

Establezca un equipo de acompañamiento

Cuando se trabaja en una renovación o en cualquier proyecto que combine nueva construcción e instalaciones existentes, el contratista debe crear un equipo de apoyo que permanezca en el sitio del proyecto durante la tormenta. Pueden brindar apoyo adicional al equipo de mantenimiento de las instalaciones, una vez que se hayan completado todas las actividades descritas en el plan de preparación para huracanes.

Determine los riesgos de las grúas torre

Tener grúas torre en el sitio del proyecto durante una tormenta o huracán crea varios riesgos. Los peligros potenciales deben discutirse con el líder del proyecto y los participantes, para que comprendan las precauciones necesarias para mantener la grúa en pie.

En primer lugar, tenga en cuenta que las grúas torre no se pueden desmontar fácilmente. Requieren una planificación, programación adecuadas y trabajadores experimentados para ser desmontados en caso de un huracán. Cualquier intento de desmontar una grúa torre sin planificación y personal calificado solo pondrá en peligro a los trabajadores. La mejor opción es conocer las clasificaciones de viento de las grúas y crear un plan de acción para proteger y garantizar su integridad estructural.

Esté atento a los informes y anuncios locales

Asegúrese de monitorear los informes del Centro Nacional de Huracanes de la NOAA, así como las comunicaciones de las autoridades locales y otras instituciones meteorológicas. Estos sitios proporcionan la información más reciente sobre el desarrollo y seguimiento de tormentas, junto con recomendaciones de seguridad locales.

Documentar el progreso del trabajo y crear inventarios

Además del registro de riesgos mencionado anteriormente, se recomienda documentar todo el trabajo en curso y crear un inventario de materiales y equipos. Una vez que pase el huracán, estos documentos ayudarán a evaluar el sitio en busca de daños. Esta documentación puede presentarse como parte de un reclamo de seguro si es necesario.

Evaluar el daño

Después de que pasa un huracán, evalúa el daño de la construcción y su impacto en el costo y el cronograma del proyecto. Recuerde que los contratistas y sus equipos también se ven afectados personalmente por la tormenta, y debe darles suficiente tiempo para que vuelvan a la normalidad. Hay dos impactos de cronograma principales relacionados con los huracanes:

  • Algunos trabajadores pueden necesitar más tiempo para mantener a su familia o restaurar los daños a la propiedad, mientras que otros pueden tener problemas para llegar al sitio del proyecto. Todos estos factores dependen de la gravedad del huracán.
  • Los proveedores de materiales, las instalaciones de distribución y las rutas de distribución pueden verse afectados o dañados por el huracán, provocando retrasos en la producción o la entrega.

El registro de riesgos y otra documentación del proyecto serán útiles en este momento. Los problemas causados ​​por la tormenta se identificarán y actualizarán en las listas. Esta documentación se envía al propietario del proyecto y al inversionista para brindar información sobre las repercusiones del huracán en el proyecto.

Conclusión

Prepararse para los huracanes es fundamental en esta época del año. Los planes de seguridad y la concientización mantendrán seguros el sitio del proyecto y los equipos de trabajo.

Mantener la calma es crucial en todo momento: trabaje en estrecha colaboración con el equipo del proyecto, establezca una comunicación adecuada, adopte métodos de precaución en el sitio y mantenga la seguridad como la prioridad número uno. Controlar los desastres naturales es imposible, pero puede planificar y mantenerse a salvo cuando ocurren.