Sistemas de bombeo de velocidad variable

Chicago es conocida por su majestuoso horizonte y hermosos edificios. Dejando de lado la estética, hay muchas razones para celebrar los rascacielos de la ciudad. Cada vez más, las operaciones de construcción ecológica se están convirtiendo en la norma en las grandes ciudades de los Estados Unidos y de todo el mundo. Los habitantes de Chicago estarán orgullosos de saber que la ciudad recientemente recibió la certificación de nivel superior por sus edificios ecológicos y esfuerzos de sostenibilidad. De hecho, es solo la séptima ciudad del mundo a la que se le ha otorgado tal título.

Una cosa que ha ayudado a la Segunda Ciudad a obtener este estatus es la creciente popularidad de sistemas de bombeo de velocidad variable. Las bombas son máquinas impresionantemente eficientes en su mayor parte. Sin embargo, su alto nivel de eficiencia también ha hecho que sea fácil descartar los beneficios que vienen con un sistema de bombeo óptimo. Como regla general: si el sistema de su edificio no funciona a una velocidad constante, los motores tampoco deberían hacerlo. Hay múltiples beneficios al cambiar a un sistema más eficiente en energía y este artículo expondrá estas características.

Cómo funciona

Una bomba permite la conversión de energía mecánica en energía de presión. En la configuración tradicional, las bombas funcionan a una velocidad fija y el control se ejerce con el uso de una válvula reguladora. Se requiere atención constante cuando se trata de regular la salida. Sin embargo, esto no es necesario para las bombas de velocidad variable.

Este tipo de sistema de bombeo ajusta la salida en consecuencia. Si el sistema necesita menos agua, automáticamente entregará menos agua para cumplir con los requisitos. Esto proporciona al usuario una manera más fácil y eficiente de controlar el sistema.

Configuración del sistema de bombeo de velocidad variable

Es imperativo distinguir entre la configuración tradicional y esta alternativa innovadora. Un sistema típico de accionamiento de velocidad variable viene con un controlador de velocidad para ajustar la velocidad del motor de la bomba. El flujo se ve directamente afectado por el modo de velocidad en el que está configurado el motor. Mientras tanto, la presión se puede calcular como el cuadrado de la velocidad del motor.

El transductor de presión es un dispositivo que detecta la presión de la línea del suministro y, posteriormente, envía esta información al control del variador. Posteriormente, se interpreta la señal del transductor y el control de accionamiento envía una señal que indica la velocidad requerida al motor de la bomba.

El motor experimenta variaciones en la velocidad para mantener una presión de línea constante. La demanda de flujo de agua disminuye a medida que aumenta la presión en el sistema debido al cierre de los reguladores de temperatura del molde, las válvulas del condensador del enfriador y las válvulas del intercambiador de calor. En este punto, el control de transmisión reduce la velocidad del motor para reducir la presión y el flujo en la bomba. Por otro lado, el control del variador aumenta la velocidad del motor cuando la presión de la línea cae por debajo del punto de ajuste.

Ventajas de las bombas de velocidad variable

Los ahorros que se pueden obtener instalando un sistema de bomba de velocidad variable van más allá del sentido económico. A continuación se presentan las razones por las que ya es hora de participar en la iniciativa de la ciudad hacia las operaciones de construcción sostenible.

  1. Mejor confiabilidad

Las bombas de velocidad variable normalmente funcionan a velocidades por debajo de la capacidad máxima. Esta cualidad reduce así el desgaste de los sellos mecánicos, asegurando una mayor durabilidad y confiabilidad a largo plazo.

  1. Costos reducidos

Como se mencionó anteriormente, los usuarios probablemente disfrutarán de una cantidad significativa de ahorro de energía cuando cambien a sistemas de bombeo de velocidad variable. Se estima que habrá hasta un 50 % de reducción en los costos de energía en situaciones en las que la bomba no se requiera constantemente. Además, la durabilidad de las máquinas asegura menores costes de reparación.

  1. Mas control

El controlador de las bombas de velocidad variable permite al usuario controlar incluso las variaciones más pequeñas de presión y cambiar los ajustes en consecuencia. Esta característica también reduce la probabilidad de cambios repentinos de flujo o presión, ya que es más preciso que los sistemas de bombeo normales.

  1. Desempeño mejorado

Dado que se reducirán las ineficiencias causadas por el error humano, habrá un aumento significativo en el rendimiento. Se minimizarán las fluctuaciones y la presión de trabajo se distribuirá mejor en todo el sistema.

Desventajas de las bombas de velocidad variable

Si bien los sistemas de bombeo de velocidad variable ofrecen numerosas ventajas, también hay varias consideraciones importantes que deben tenerse en cuenta. Las siguientes cualidades pueden influir en la decisión de hacer el cambio, así que lea detenidamente.

  1. resonancia estructural

La resonancia puede causar una vibración excesiva y esto puede dañar tanto el equipo como el medio ambiente. Pueden ocurrir problemas de vibración estructural en las bombas, las tuberías y la estructura de soporte. Estos no se encuentran típicamente en sistemas de bombeo de velocidad fija gracias a la consistencia de la salida. Afortunadamente, este problema se puede remediar fácilmente con el uso de varios productos.

  1. Más caro por adelantado

El variador de frecuencia y las bombas de velocidad variable requeridas por la configuración aumentan la complejidad del proceso de instalación. Por lo tanto, el procedimiento requiere los servicios de un especialista y es por eso que suele ser más costoso que la contraparte fija. En el lado positivo, esta tarifa adicional se verá eclipsada por las funciones de reducción de costos a largo plazo del sistema. No pasará mucho tiempo antes de que el costo adicional inicial se recupere con los ahorros generados en la instalación.

Notas finales

Un edificio con un sistema de bombeo de velocidad variable se une al rango de estructuras icónicas como el atemporal Merchandise Mart y el contemporáneo 340 on the Park. Estos dos constituyen sólo una fracción de edificios de chicago que ya han comprometido sus esfuerzos con LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental). Ya no hay excusa, ya que los precios para convertir a los sistemas con certificación LEED han bajado a medida que los contratistas y diseñadores se familiarizan con edificio sustentables.

Es posible que los sistemas de bombeo de velocidad variable no sean perfectos, aunque los diversos inconvenientes son bastante fáciles de abordar y resolver. En tiempos de crisis medioambiental, es responsabilidad de los arquitectos, diseñadores y propietarios de edificios apoyar métodos de construcción sostenibles. Al adaptar sistemas como estos, Chicago continúa su legado como líder en el movimiento de sustentabilidad global y allana el camino para estructuras de alta calidad y uso eficiente de los recursos para las generaciones futuras.